ECO-razon

De cabeza al mundo digital

De cabeza al mundo digital, y eso que ya tenemos una edad. Desde hace unos meses, el COVID-19 nos lleva privando de la enseñanza presencial a todos, a profesores y alumnos. Hace un año, de manera repentina, nos vimos dando clase delante de un ordenador. Y de la noche a la mañana tuvimos que generar contenidos digitales para nuestras clases de Economía.

Nadie nos había preparado para este salto. Pero en vez fijar nuestra atención en la añorada clase presencial, un grupo de profesores de la Universidad de Málaga hemos decidido que, ya que estamos en el mundo online, lo vamos a explorar con decisión, para sacarle el máximo provecho. Si el hábitat de nuestros estudiantes es el mundo digital, vayamos de cabeza al mundo digital para encontrarnos con ellos.

Tenemos la firme intención de disfrutar del camino, de hacer que otros disfruten con nosotros y de que esta experiencia nos haga crecer como docentes. No es una aventura exenta de problemas, pero aceptamos el reto con ganas. Aquí encontrarás entradas sobre docencia de la economía, sobre divulgación de la economía, sobre la utilidad de la economía para entender y transformar el mundo en el que vives. Todo, desde los ojos y el corazón de docentes en economía con más de 20 años de experiencia en las aulas universitarias.

Pero no te creas, necesitaremos tu ayuda, así que no te dediques solo a leer las entradas de este blog. Tiene una sección para que puedas colaborar con nosotros con alguna entrada y tienes la opción de comentar las entradas del blog. Ánimo, somos receptivos.

Un rasgo distintivo de este blog es que queremos que haya entradas en vídeo, de manera que se convierta en un vídeo blog para que puedas vernos y escucharnos en cualquier momento. Aquí te dejo un ejemplo.

En suma, queremos que este blog sea lugar de encuentro entre profesores comprometidos y alumnos implicados. Queremos aprovechar esta oportunidad para que podamos crecer todos, nosotros como docentes, vosotros como estudiantes y en suma, la sociedad en la que vivimos.

Aquí estamos. Y hemos venido para quedarnos.

Salir de la versión móvil